Gastos de escrituración de uinmueble nuevo vs. usado | BRIKSS

Gastos de escrituración de uinmueble nuevo vs. usado | BRIKSS

blog imagen
Publicado por BRIKSS, 2018-12-12
Compartir facebook twitter whatsapp email





Conoce el proceso de compra de un inmueble nuevo y uno usado


Luego de encontrar la casa de tus sueños, los trámites posteriores al cierre varían si el inmueble es nuevo o usado. En Brikss te explicamos las diferencias.


El proceso de compra de un inmueble nuevo — que está listo para entrega inmediata pero que no ha sido escriturado por primera vez — pareciera a simple vista ser el mismo que el de comprar un inmueble usado.

No obstante, hay varias diferencias, entre ellas los gastos de escrituración, que debes conocer para no llevarte sorpresas en el camino que puedan afectar tu felicidad de tener un nuevo hogar.

Para la escrituración se debe cancelar el 3 x 1.000 más el IVA sobre el valor de venta, correspondiente a los gastos notariales. Dicho valor se divide entre el comprador y el vendedor, y equivale al 50 por ciento para cada uno.  En el caso de la compra de viviendas nuevas, este gasto suele ser asumido únicamente por el comprador.


Comprar Vivienda Nueva


En la actualidad existen múltiples entidades que son indispensables para el desarrollo de proyectos nuevos, por lo que el proceso tiende a ser más demorado. Además de la empresa constructora y promotora se encuentra el banco, encargado de otorgar el crédito constructor, y la fiduciaria, cuya labor es administrar los recursos y garantizar el buen manejo de los mismos para darle tranquilidad al comprador.  Si bien no es una regla que todos los proyectos nuevos involucran todas o algunas de estas entidades, esto aplica en la mayoría de los casos. Cuando compras en un proyecto nuevo hay dos opciones: comprarle a la constructora o a alguien que haya invertido en el proyecto.

En BRIKSS inmobiliaria, te explicamos el proceso en cada caso:


Compra a la constructora


En este caso el comprador debe firmar un contrato de vinculación con la fiduciaria y aportar una documentación para ser estudiada por la misma.  En dicho contrato se establece el plan de pagos y la fecha de firma de la escritura.  Una vez el comprador es aprobado por la fiduciaria, se procede a realizar los pagos y la firma de la escritura.

Gastos de escrituración: ¿Qué son y a quién le corresponden?

No obstante, es importante tener en cuenta que luego de que el comprador firma la escritura, esta pasa por varias firmas: constructora, fiduciaria, banco del crédito constructor, banco del comprador (en caso que haya solicitado un préstamo) y, finalmente, el notario.  De allí ingresa a la oficina de registro en donde puede tardar 20 días hábiles en ser registrada.

Si el comprador solicita un crédito y el desembolso se hace contra escritura registrada, algunas veces este debe pagar intereses de subrogación por el tiempo transcurrido entre la firma de la escritura y el desembolso del crédito.


Compra a un inversionista


Cuando se compra una vivienda nueva a un inversionista (en adelante el vendedor), quiere decir que esta persona ya firmó un contrato de vinculación con la fiduciaria.

Por lo tanto el comprador, además de aportar una documentación a la fiduciaria para ser estudiado y aprobado, debe firmar con el vendedor un documento de cesión para quedar en cabeza de dicho contrato.

5 recomendaciones al momento de comprar vivienda

Hay que tener presente que, por un lado están las condiciones del contrato con la fiduciaria y la constructora y, por otro, las del negocio entre el vendedor y el comprador, por lo que se debe suscribir una promesa de compraventa entre las partes. Una vez el comprador realice los pagos pendientes a la fiduciaria (en caso de haberlos), se puede proceder a firmar la escritura, cuyo trámite es igual al de la compra de un inmueble a la constructora.

Al comprar una vivienda debes tener contemplado otros gastos como certificados, autenticaciones, derechos notariales, entre otros.


Comprar Vivienda Usada

El proceso posterior al cierre tiende a ser más ágil porque hay menos trámites y pasos a seguir, así como menos entidades involucradas.  En primer lugar, como no hay fiduciaria no es necesario hacer estudio de documentos ni esperar aprobación. Basta con firmar una promesa de compraventa para formalizar el negocio.  Solo si el inmueble tiene crédito o si quien adquiere la vivienda solicita un préstamo, habrá que lidiar con las respectivas entidades bancarias. Cuando la escritura es firmada por el vendedor y el comprador, esta pasa a firma del banco otorgante del préstamo, en caso de haberlo, y a firma del notario, para ingresar a registro.

*En este artículo no se hace referencia a los inmuebles nuevos sobre planos.

 

¿Quieres Recibir Asesoría Personalizada?

Contáctanos